Solo uno de cada diez trabajadores de la generación Z disfruta con su trabajo

Así se desprende estudio Betterwork-Radiografía del Compromiso Organizacional, realizado por la plataforma de beneficios para trabajadores Betterfly, desde la que apuntan que la llegada de la generación Z al mercado laboral ha obligado a muchas empresas a repensar el vínculo con sus empleados y su gestión de Recursos Humanos.

Esa falta de motivación puesta de relieve por el estudio es lo que lleva a muchos miembros de esta generación a sentirse desvinculados de la compañía y a no temerle a un cambio de puesto de trabajo.

Según explica Guillermo Sánchez, senior VP revenue de Betterfly, “nos encontramos ante una generación que tiene otras prioridades y apuesta por empresas más flexibles, que brindan más beneficios y que socialmente están comprometidas”.

Se trata de unas premisas que están transformando las plantillas tal y como se conocían hasta ahora, principalmente por las diferencias que caracterizan a las distintas generaciones en el mercado laboral. Mientras que los baby boomers tienen muy en cuenta aspectos como la posibilidad de permanecer en la empresa, siendo este el punto más valorado por el 46 % de los encuestados, a los de la generación Z parece no importarles tanto, ya que solo un 21 % consideraron que es lo que más los mantiene vinculados a su compañía.

“Se trata de un reto enorme para los departamentos de Recursos Humanos y para la empresa en general, que debe buscar nuevas formas de hacer que el talento se quede”, explica Sánchez.

¿Qué quiere la generación Z?

Y qué es lo que quieren los trabajadores de la generación Z. Para Betterfly, se trata de una cuestión menos complicada de lo que parece. Los resultados del estudio Betterwork demuestran que, de forma general, lo que más les agrada a los trabajadores españoles es el clima laboral y la compensación monetaria.

Pero, cuando se trata de la generación Z, lo que más priorizan estos empleados son los beneficios y el propósito de la empresa, sin dejar de lado el salario.

“Brindar unos beneficios que se ajusten a las necesidades de los jóvenes y ser una empresa que mantenga compromisos sociales puede ser un paso clave para dar un aire fresco a la compañía y lograr que sea atractiva para el talento más joven”, destaca Guillermo Sánchez.

Sin embargo, es imprescindible que los beneficios tengan un trasfondo útil y real. Y esto es así porque, según el estudio, solo el 15 % de los trabajadores consideran que los beneficios que ofrece la empresa realmente se ajustan a sus necesidades, y las generaciones más jóvenes declaran tener menos beneficios que el resto.

Los jóvenes priorizan, sobre todo, los beneficios en materia de salud mental, hecho que destaca “la importancia de que las empresas cuiden a sus trabajadores, no solamente como una forma de mejorar su bienestar, sino también como herramienta para conseguir que estén a gusto en su empresa y se queden”, concluye Sánchez.

Fuente: rrhhpress.com

Leave a Comment